Riete

Riete

Ríete

Por: Carla Acebey (@carladesanchez) el 04/05/2012 · Bienestar emocional

15267278960d6e9dc9bfcf4ab3f6ca09_XL
Ayer estaba escribiendo mi artículo para esta semana y me sentía bastante satisfecha porque pensé que estaba quedando muy bien. De pronto algo me detuvo y releí lo escrito con otros ojos. Si bien a mi parecer lo allí desarrollado era cierto y útil (hablaba de los conflictos en una pareja), me pregunté ¿por qué es que las mujeres somos tan intensas y profundas para todo? Y esa pregunta me abrió otra puerta a un tema que sentí que era más apropiado para hoy.

Es verdad que no creo en etiquetas que nos encajonan y generalizan, cada ser es único. Al mismo tiempo tenemos algunas particularidades propias de nuestro género y ésta por ejemplo creo que es una característica que la mayoría de nosotras tenemos: ser profundas. Creo que a veces la vida debe tomarse con liviandad, debemos reírnos de nuestros propios problemas y agregar esa ligereza a nuestra vida y a todas nuestras relaciones. El enrollarnos en lo que me dijo tal persona, el analizar todo 10 veces, el ser tan rigurosas si bien nos traen un montón de ventajas, también nos hacen no estar presentes en el ahora y así perdemos la posibilidad de disfrutar el momento.riete

En mi relación con mi esposo (ya tenemos 15 años juntos) al principio me molestaba que cuando había alguna dificultad, a él se le ocurría un chiste, una forma jocosa de abordar o ver la situación. Quería ahorcarlo porque pensaba que era una forma de no afrontar lo que ocurría. Con el tiempo pude ver que manera de apreciar la vida es mucho más simple que la mía y pude bendecir y agradecer su sentido del humor y su ligereza, que hacen un balance perfecto con mi intensidad. Gracias Dios por poner este hombre divertido en mi camino.

Entonces, volviendo a ayer, cuando leí nuevamente el artículo que escribía, visualizaba parejas riendo, incluso burlándose de lo que viven como una expresión de confianza de que eso va a pasar.  A mí me ha ocurrido, de pronto estoy en medio de una discusión y una parte de mí dice, ¡qué ridiculez! si la vida es fácil, todos tenemos nuestras razones… cuando lo he compartido con la otra persona, en general coincidimos y terminamos a carcajada limpia. Te invito a reírte más, incluso de tus propios problemas, relájate, ten buen humor aun cuando las cosas no estén saliendo exactamente como quieres. 

Cuando no estás inmerso en los problemas, sino que puedes verlos desde afuera, como si estos no fueran tuyos, tienes la capacidad de encontrar diversas soluciones, que sólo te lo permite la ligereza, sin el apego a todas las emociones que pasan por ti.

Puede ser que los caballeros que estén leyendo se sientan muy felices y se les hinche un poco el pecho, (o metan la barriga como la propaganda de la compañía telefónica Movistar, je, je), está muy bien, pero también tienen su parte por resolver, a veces la línea entre ser ligero y ser evasivo es muy fina, acuérdate que ni tan calvo ni con dos pelucas (¡ay, creo que se me cayó la cédula!).

En resumen, agrega una dosis de buen humor, diversión y risas a todas tus relaciones y a tu vida en general sobre todo si estás en una situación de dificultad. Verás que todo luce más fácil y puedes encontrar soluciones.  

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s