DESPERTANDO DE LA HIPNOSIS, SOMOS FELICES

DESPERTANDO DE LA HIPNOSIS, SOMOS FELICES

Los meses de enero y febrero, cada año, representa para muchos el inicio de un nuevo lapso en sus vidas, es el momento donde renovamos compromisos, revisamos nuestros sueños y nos proponemos nuevas metas u objetivos que alcanzar, nos sirve de punto de partida, para de forma renovada, emprender acciones o disponernos a finalizar aquello que quedó pendiente del año anterior.

Mi invitación es aprovechar el alto, para despertar, para hacernos conscientes, que la realidad es aquella que nosotros mismos vamos día a día construyendo, co-creando, que poco o nada tiene que ver con los eventos o circunstancias que nos rodean o con lo que otros piensan o dicen. Es una oportunidad para hacernos conscientes del Ser maravilloso y perfecto que ya somos y qué nuestra experiencia humana, es sólo una dimensión en la que nos movemos durante un periodo acotado, que la realidad es la forma en la que decidimos vivir y ver las experiencias que nos rodean y que de alguna forma co-creamos porque somos fuente infinita, somos uno y parte con el universo.

Cuando nos hacemos conscientes del Ser que realmente somos, nos descubrimos, no sólo como protagonista de nuestra realidad, sino al mismo tiempo, como al autor, escritor y director de forma simultánea de eso que llamamos experiencia humana. Descubrimos que son nuestras propias creencias y miedos, las razones que estamos esgrimiendo para limitarnos y/o pretender tener control de lo que a nuestro alrededor sucede y de lo que sentimos con respecto a eso. Vivimos hipnotizados por nuestros temores, por el cúmulo de creencias que vamos adquiriendo y con las cuales nos vamos separando del Ser que somos, de la esencia que nos constituye y que hemos dejado de percibirnos en la multidimensionalidad que tenemos para experimentarnos, limitando nuestra vida a sólo una experiencia unidimensional, viéndonos separados y aislados del universo.

Es esta una nueva posibilidad, para abandonarnos a nuestros instintos, a percibirnos en todas las dimensiones que nos es dado experimentar cada acontecimiento, de descargarnos de nuestros prejuicios y a apreciarnos en todo el valor y dimensión que Somos. A darnos el permiso de explorar, de accionar sin tener que darle juicios de valor a nuestras acciones, sin son buenas o malas, si son aciertos o errores, si representan éxitos o fracasos, porque todo eso sólo existe en nuestra mente, que es tan sólo una de las dimensiones en las que nos experimentamos y nos relacionamos con todo lo que nos rodea, porque al mismo tiempo somos eso y somos parte.

Es una nueva posibilidad de descubrir nuestra armonía y las verdades que nos constituyen en esencia, eso nos conduce dentro de nuestro propio proceso de despertar, de expandir las dimensiones en las que vamos descubriendo las ilimitadas posibilidades que somos y tenemos para vivir con plenitud, paz y felicidad este acotado tiempo de nuestra experiencia humana. Feliz Ahora para todos….

Félix R. Sánchez R.

www.felizsofia.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s